LETRAS SIN FRONTERAS

POESÍA, NARRATIVA, PROSA.
 
ÍndicePORTALCalendarioGaleríaFAQMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
PRÓXIMAMENTE SE HARÁN DESAFÍOS LITERARIOS PARA LOS MIEMBROS DE ESTA COMUNIDAD, EN DIVERSOS RENGLONES DE LOS FOROS.
QUIEN SE SIENTA CAPACITADO PARA DESEMPAÑARSE COMO MODERADOR EN LA ESPECIALIDAD DE ALGÚN FORO, COMUNÍQUESE CON EL GERENTE PEDRO LEÓN

Comparte | 
 

 EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Miér Ago 05, 2015 7:43 pm

EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS




Sabemos que una parte muy importante de las enseñanzas de Jesús consistía de parábolas. Y, precisamente, en el escogimiento y la narración de esas parábolas se expresan algunos elementos de la teología tanto del escritor como, por supuesto, de Jesús. Las parábolas variaban, en cuanto a su extensión, desde narraciones relativamente extensas (semejantes a cuentos cortos) hasta comparaciones muy breves. 


Además, hay parábolas que se encuentran en los tres evangelios sinópticos, mientras que otras pertenecen a una tradición limitada a sólo uno de los evangelistas. Un ejemplo de este último caso es, en Lucas, la parábola del «hijo pródigo». Es exactamente esta parábola la que vamos a tratar de analizar desde un punto de vista exegético-literario. Debe tenerse presente que la palabra de Dios viene a nosotros en lenguaje humano y en géneros literarios propios de la literatura humana, en una época cultural específica, en un país de una religión determinada y en un idioma que se usaba (como todos los idiomas que conocemos) para comunicar y expresar lo que se experimenta en el corazón.


La parábola del hijo pródigo


Contexto general de la parábola del hijo pródigo


Nuestra parábola se encuentra en lo que se ha denominado la sección central de Lucas (9.51—19.27). En esta sección, Lucas narra el viaje (o los viajes) de Jesús en el contexto de su misión para ir a Jerusalén. Esta sección contiene mucho material que solamente se encuentra en ese evangelio (por ejemplo, la parábola del buen samaritano [10.30-37], la de Lázaro [16.19-31] y la del fariseo y el cobrador de impuestos [18.9-14]; también está la curación de los diez leprosos [17.11-19]).


Análisis de la parábola del hijo pródigo


Primera parte: alejamiento y regreso del hijo menor (Lc 15.11-24)


También dijo: «Un hombre tenía dos hijos, y el menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde.” Y les repartió los bienes. No muchos días después, juntándolo todo, el hijo menor se fue lejos a una provincia apartada, y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. Cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia y comenzó él a pasar necesidad. Entonces fue y se arrimó [fue a pedir trabajo] a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual lo envió a su hacienda para que apacentara cerdos [animal impuro para los judíos]. Deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. Volviendo en sí, dijo: “¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.’ ” »Entonces se levantó y fue a su padre. Cuando aún estaba lejos, lo vio su padre y fue movido a misericordia, y corrió y se echó sobre su cuello y lo besó. El hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo [eufemismo para evitar el nombre divino] y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.” Pero el padre dijo a sus siervos: “Sacad el mejor vestido [¿vestido real?] y vestidle; y poned un anillo [de sello y autoridad] en su dedo y calzado [los esclavos no tenían calzado; los huéspedes se quitaban los zapatos en la casa] en sus pies. Traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta, porque este mi hijo muerto era y ha revivido; se había perdido y es hallado.” Y comenzaron a regocijarse.» (Lc 15.11-24)


La última parábola en este capítulo de Lucas ha sido llamada la «reina de las parábolas». Muchos la han clasificado como el “cuento breve” (short story) más antiguo de la literatura universal. Tiene todos los elementos necesarios para la composición de una historia impactante que permita una multiplicidad de lecturas congruentes. Dentro del discurso narrativo, este último cuadro es el punto culminante en que Jesús claramente analiza el problema fundamental de los líderes religiosos. La referencia a la paternidad divina se encuentra en el Antiguo Testamento en Os 11; Jer 31.18-20; Sal 103.13. Aquí, Jesús pinta un cuadro muy descriptivo y emotivo de la relación entre el padre y sus dos hijos. Es obvio que el hijo menor alude a personas como «los cobradores de impuestos y la gente de mala fama», y el hijo mayor a gente como «los fariseos y los escribas». El relato tiene dos partes: la primera es el alejamiento, arrepentimiento y regreso del hijo menor; la segunda, la reacción del hijo mayor.


En la primera parte encontramos la narración del derroche de los bienes y la caída al nivel más bajo que un judío podía imaginarse: ser apacentador de cerdos. Tomemos nota de que el cerdo era un animal impuro y que el joven, de pura necesidad, tiene que tomar un puesto inferior al nivel que los jornaleros en su tierra natal tenían. En tierra extraña, lejos de su familia, él se ha unido con un pagano que lo trata como muchos tratan a los extranjeros, explotándolo; y, además, padecía hambre. Es interesante ver que, en el v. 13, leemos que se alejó físicamente de la comunión con su familia (se fue de viaje, a una región lejana); en el v. 15 el texto griego dice literalmente que “él fue a unirse con unos de los ciudadanos de aquella región”. El verbo griego kallaomai es muy fuerte y aquí se refiere a una relación de trabajo. Dios habla hoy y muchas otras traducciones modernas, correctamente interpretan que en este contexto se trata de «pedir o buscar trabajo». Pero aquí hay un elemento de ironía. El joven se aleja de su padre que lo quiere y termina buscando trabajo, para unirse con un extranjero que lo detesta tanto como para enviarlo a apacentar cerdos, sin darle suficiente comida a cambio de su trabajo. La Biblia del peregrino nos da una excelente traducción: «Fue y se comprometió con un hacendado del país...» El que huyó del «compromiso» (la unión) con los suyos, ahora se ve obligado a comprometerse (unirse) con los que no son los suyos.


En todo caso, el joven recapacita y, en un monólogo interior, practica cómo regresar a su padre: «Padre, he pecado contra el cielo y contra ti.» El «cielo» acá se refiere claramente a Dios. Para evitar decir el nombre de Dios o la palabra «Dios», los judíos muchas veces usaban «cielo». Por ejemplo, el «reino de los cielos» es sinónimo de «reino de Dios». El joven ha pecado contra Dios y su padre; ahora está dispuesto a tomar aun la posición más baja de jornalero porque su amarga experiencia le ha mostrado que hay posiciones de un nivel aun inferior a esta. De un alejamiento físico y psicológico pasa a un acercamiento psicológico que culminará con el regreso físico a la casa paterna. Este regreso, este acercamiento, se define en la parábola como un regreso a la vida misma —«este mi hijo muerto era y ahora ha revivido»—, una resurrección de un estado de alienación moral, espiritual y social.


Pero hay una gran sorpresa en la narración: el padre es quien se acerca a él y corre a recibirlo. El padre viola las reglas sociales de su comunidad; en vez de esperar a que el menor (y, en este caso, el menor rebelde) le muestre reverencia, él sale a saludarlo. No hay recriminación alguna. El hijo que no merece ser hijo y que ya no quiere ser hijo, recibe del padre el anillo del sello de la casa, que representaba la autoridad del padre. Recibe asimismo el mejor vestido (o, como también podría traducirse el griego stolên tên protên, «el vestido que tenía anteriormente», o sea, antes de abandonar la casa paterna). Recibe calzado; los esclavos no llevaban calzado, y los huéspedes se los quitaban cuando estaban en casa del anfitrión. Anillo, vestido y calzado forman un conjunto de símbolos de un hijo legítimo de la casa.


Esta parte también termina con el tema del gozo que, como ya vimos, es típico del evangelio de Lucas. El becerro gordo se comía en ocasiones especiales o durante visitas de personas importantes. El padre hace un llamado para festejar y gozarse. Es el mismo tema con que terminaron las dos parábolas anteriores (Lc 15.7,10).


FUENTE DE INTERNET: https://pastorjuanmiguel.wordpress.com/2012/07/09/el-contexto-literario-de-la-parabola-del-hijo-prodigo/
COMENTARIOS MIOS DE APUNTES PERSONALES
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Savoia Liliana
MODERADORA
MODERADORA
avatar

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 31/07/2015

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Jue Ago 06, 2015 5:21 am

Muy buen trabajo Rosemarie,. Muy interesante
Bendiciones
Lily Savoia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Jue Ago 06, 2015 7:16 am

EN REALIDAD ESTOY SIEMPRE EN CONTACTO CON LOS ANALISIS LITERARIOS QUE HAGO PARA MIS ALUMNOS CUANDO LOS DEBEN PRESENTAR COMO TRABAJOS Y ESTOS ALUMNOS TRABAJAN Y ESTUDIAN Y A VECES NO LES DA PARA CUMPLIR CON TODO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SorGalim
INGENIERA DE SUEÑOS
INGENIERA DE SUEÑOS
avatar

Pez Serpiente
Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : Altagracia de Orituco, Estado Guárico, Venezuela

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Dom Ago 09, 2015 8:43 pm

POR FAVOR, CUANDO COLOCAMOS "FUENTE INTERNET", DEBEMOS COLOCAR EL VÍNCULO, DE MANERA TAL QUE EL LECTOR PUEDA CLICKEAR SI LO DESEA.
BESOS.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unionhispanomundialdeescritores.ning.com/
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Lun Ago 10, 2015 12:28 pm

PERO ESTA EL VINCULO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SorGalim
INGENIERA DE SUEÑOS
INGENIERA DE SUEÑOS
avatar

Pez Serpiente
Mensajes : 186
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : Altagracia de Orituco, Estado Guárico, Venezuela

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Lun Ago 10, 2015 4:29 pm

YO EDITÉ Y COLOQUÉ EL VÍNCULO, UTILICÉ LA TÉCNICA DE PERSEGUIR EL ESCRITO EN GOOGLE HASTA DAR CON LA PÁGINA ORIGINAL.
TAMBIÉN LE COLOQUÉ LA LETRA MÁS GRANDE (18), DI ESPACIADO ENTRE PÁRRAFOS Y COLOQUÉ EN NEGRILLAS LOS SUBTÍTULOS.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://unionhispanomundialdeescritores.ning.com/
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   Mar Ago 11, 2015 6:50 am

GRACIAS MILA, BSS
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS   

Volver arriba Ir abajo
 
EL USO DE LAS PARÁBOLAS EN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS SIN FRONTERAS :: ENSAYOS :: ENSAYOS CON MENSAJE SOCIAL-
Cambiar a: