LETRAS SIN FRONTERAS

POESÍA, NARRATIVA, PROSA.
 
ÍndicePORTALCalendarioGaleríaFAQMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
PRÓXIMAMENTE SE HARÁN DESAFÍOS LITERARIOS PARA LOS MIEMBROS DE ESTA COMUNIDAD, EN DIVERSOS RENGLONES DE LOS FOROS.
QUIEN SE SIENTA CAPACITADO PARA DESEMPAÑARSE COMO MODERADOR EN LA ESPECIALIDAD DE ALGÚN FORO, COMUNÍQUESE CON EL GERENTE PEDRO LEÓN

Comparte | 
 

 Diálogos en sí bemol

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Savoia Liliana
MODERADORA
MODERADORA
avatar

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 31/07/2015

MensajeTema: Diálogos en sí bemol   Dom Ago 02, 2015 1:58 pm

Diálogos en si bemol

Me acerqué a ellos con cierto recelo, sus volúmenes me inhibían, debo admitirlo. Aún así como un autómata continué la marcha hacia ellos. Se mantenían en silencio aunque se miraban a los ojos.
Sus cuerpos corpulentos daban la impresión de estar demorados en una eternidad sostenida, en un continúo presente.
Primero me acerqué a ella, que me superaba ampliamente en peso, de eso estoy seguro, y sin proponérmelo me hallé preguntándole su nombre. El mutismo del principio me sobrecogió pero no me di por vencido y sí seguí intentándolo.
Después de un tiempo que no puedo definir en horas ni minutos, ni segundos, me contestó. Su voz sonaba aguda, casi impropia de una garganta que lleva a cuestas ese enorme lastre. El volumen de la frecuencia de sus vocablos era apenas audible, como un dejo de silbido ininteligible que yo, obstinado, me empeñaba en decodificar.
Agudicé mis oídos y pude percibir un pedido que me llenó de angustia.
Miré hacia ambos lados, también lo hice hacia atrás. Estaba solo, era imposible que se dirigiera a alguien que no fuese yo. La miré con una mirada larga y sostenida. Sus labios no se movían, o por lo menos yo no lo distinguía. Pero el sonido musicalmente penetrante era cada vez más claro. “Agua, por favor, agua”.
Me dirigí hacia una fuente que se hallaba en el centro del parque y haciendo un cuenco con mis manos recogí un poco de agua fresca. Apresuré mis pasos tratando de conservar el líquido de entre mis palmas y llegué al sitio donde se encontraban ellos.
Me resultó engorroso acceder a la boca de la mujer, aún así perseveré en el intento hasta que lo logré. Volqué la escueta cantidad de gotas sobre sus labios. Las moléculas desaparecieron dejando en su lugar una bruma humeante. Me miró agradecida para luego dirigirse a él, ya con una voz más clara, quizás por saciar la sed en sus entrañas.
Traté de escuchar el diálogo que sonaba a melodía y por los conocimientos que poseo de música, debo decir, que un si bemol se percibía de fondo, como si una orquesta de violines acompañara la conversación.
Agudicé más mis sentidos y logré apreciar que ella le decía: “pedile, no seas orgulloso, seguro que él nos ayudará”. Supuse que se trataría de ir en busca de más agua, pero lo que oí me dejó atónito. Ahora era él el que hablaba dirigiéndose a mí. Su voz era grave, de tenor. Lo escuché claro y firme: “Deseo estar más cerca de ella, pronunció”.
El pedido me resultaba desconcertante y casi imposible de cumplir. Cómo haría yo tal cosa. Primero, no me atrevía a tocarla, estaba desnuda. Dos pechos pequeños lucían altivos en su rollizo torso. En ese momento me percaté de lo pequeñas que eran sus cabezas. Las partes no parecían pertenecer a esos cuerpos orondos que se alzaban como moles en el sendero este del parque. Bajé la vista hacia sus pies, me sobresaltó los diminutos que eran.
Volví a mirarla a ella, me pregunté de nuevo si podría cumplir con lo solicitado por su descomunal compañero.
Sin que mediara la prudencia me esforcé en hacerlo, arremangué mi camisa y me dispuse a maniobrarla a ella. Decir que pesaba sobremanera es nada. Empujé y empujé desde el costado derecho de su cuerpo con todas mis fuerzas sin lograr moverlo ni unos míseros centímetros. Ella tampoco ayudaba, a pesar que yo le imploraba que lo hiciera. Él, parecía estar diciéndole ahora algo, pero sumido en la faena de movilizarlos, no entendí qué le señalaba.
Giré por atrás de la figura femenina y me empeñé con más fuerzas a movilizarlo a él. Imposible, la corpulencia grotesca y enorme no cedía al intento.
Creí que mis fuerzas me abandonaban pero no quería desistir a mi propósito de acercarlos, quizás deseaban besarse, acariciarse o simplemente erguirse más unidos, más juntos.
A lo lejos veo unas siluetas que corren hacia mí. Estoy empapado y cansado por el esfuerzo, si embargo continúo. Las figuras se acercan. Uno de ellos trata de convencerme que ceda en mi empeño. Al negarme otro saca de un oscuro maletín algo que en la confusión de los movimientos no alcanzo a percibir. Siento como un líquido ardiente penetra el músculo de mi antebrazo mientras las voces que creo son de los hombres que me rodean hablan de llevarme a un lugar seguro, donde no pueda hacerme daño. Miro a las enormes figuras que me devuelven una triste mirada. Ambos repiten al unísono: “lo siento”.
Ahora brazos desconocidos me alejan de la pareja, murmuran que deben separarme de las ciclópeas moles de bronce, entretanto escucho melodías en si bemol.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: Re: Diálogos en sí bemol   Dom Ago 02, 2015 5:01 pm

[img][/img]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Liliana Savoia
POETA NOVEL
POETA NOVEL
avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 31/07/2015

MensajeTema: Re: Diálogos en sí bemol   Dom Ago 02, 2015 7:56 pm

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ingrid Zetterberg
POETA NOVEL
POETA NOVEL
avatar

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 02/08/2015
Localización : Lima

MensajeTema: Re: Diálogos en sí bemol   Lun Ago 03, 2015 2:39 am

Muy interesante esta narración estimada Liliana, pues solamente a un desequilibrado se le ocurriría tratar de mover esas estatuas que pesan toneladas. Felicito tus ingeniosas letras y te dejo mi saludo fraternal.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://alboradadeilusiones.blogspot.com
Savoia Liliana
MODERADORA
MODERADORA
avatar

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 31/07/2015

MensajeTema: Re: Diálogos en sí bemol   Lun Ago 03, 2015 10:00 am

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Diálogos en sí bemol   

Volver arriba Ir abajo
 
Diálogos en sí bemol
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS SIN FRONTERAS :: NARRATIVA :: CUENTOS-
Cambiar a: