LETRAS SIN FRONTERAS

POESÍA, NARRATIVA, PROSA.
 
ÍndicePORTALCalendarioGaleríaFAQMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
PRÓXIMAMENTE SE HARÁN DESAFÍOS LITERARIOS PARA LOS MIEMBROS DE ESTA COMUNIDAD, EN DIVERSOS RENGLONES DE LOS FOROS.
QUIEN SE SIENTA CAPACITADO PARA DESEMPAÑARSE COMO MODERADOR EN LA ESPECIALIDAD DE ALGÚN FORO, COMUNÍQUESE CON EL GERENTE PEDRO LEÓN

Comparte | 
 

 EL MALETINCILLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: EL MALETINCILLO   Miér Ago 05, 2015 6:58 pm

[img][/img]



Erase una vez una niña curiosa con sus diez años aproximadamente que había perdido a su papa en esos últimos tiempos. Debido a la perdida familiar la mama de Rosita tuvo que salir a trabajar fuera de su domicilio, en ese ínterin Rosita tenía un consuelo para su soledad infantil, jugar con sus muñecas que había ganado en la última navidad.

Un cierto día cuando abre el ropero del dormitorio le llamo la atención un maletincillo antiguo y que no era fácil de abrirlo.

Permaneció absorta con aquel objeto antiguo que sería de última moda en su momento, se permitió la curiosidad de abrirlo aunque sabe que no debiera, aun no sabe el por que…

Entre esos días oyó una conversación de su madre con su tía en la que aparecía el maletincillo que guardaría documentaciones familiares, fotos… Hasta ahí no había novedades para Rosita que cada vez que abría el ropero para coger las muñecas y vestirlas, peinarla, arreglarlas cual niñas de una familia tipo, solo que eran muñecas que eran la familia que la acompañaba en sus juegos y que estaban tan solas cuanto ella.

Un día cuando estaba solita pasó a buscar sus muñecas, justo… en el ropero…, otra vez se le aparecía visualmente aquel antiguo recuerdo de familia que… portaba un secreto… familiar. Pero ella no se imaginaba lo que había adentro que la vinculaba tan familiarmente.

El maletincillo era prominente en sus laterales de color marrón, tenía una alzetilla para portarlo: para abrirlo tenía unos botones que eran unas barritas corredizas y al centro una mas alargada que tenía un cierto juego para abrirla.

Rosita observa minuciosamente como abrirlo…

De pronto su tía la llama, era hora de la merienda. Entonces se fue a con su tía permaneciendo allí hasta la vuelta de la mama de su trabajo. La que la alegro mucho con unos regalillos dulces que le trajo.

Después hizo sus deberes porque le gustaba estudiar y superarse cada día y no era la perfección pero estaba bien dotada de inteligencia aunque se guardaba para si sus sabias manifestaciones para el momento bienvenido.

Le alerto su mama que no fuera abrir el maletincillo que se lastimaría los dedos. Era irresistible ya abrirlo de una vez, entonces ya vendrán tiempos buenos y ahí Rosita podrá satisfacer sus deseos.
Pero ya se estaba impacientando y se preguntaba:

_ ¿Cuándo podre abrirlo?...

Un domingo casi sin pegar un ojo, se despierta temprano mientras su mama había ido a la compra a una feria cercana.

Temblaba de susto porque le golpeaban la puerta con tanta intensidad que pareciera ponerla abajo con pasos flojos miro por una ventana lo que podía alcanzar a ver y era unos niños que pedían algo de comer. Se animo subiendo a una silla para entregarles algo de pan que saciaría su apetito a pesar de que no abundaba la ración de pan de su mesa.

Así se fueron pasando días, más días y llegaron las vacaciones. Un año más de ciclo lectivo que quedaba atrás y el sueño seguiría su rumbo de seguir estudiando.

Hacía mucho calor… era un verano tórrido y Rosita coloco una alfombrita en el piso y se hecho una siestecita. Sintió un ruido, se incorporo rápido y su gatito había subido en la mesa de la cocina, volteo un vaso de vidrio que se hizo añicos.

Volvió a su alfombrita que estaba cera del ropero casi entreabierto porque su madre había retirado prendas que necesitaba y allí estaba… el maletincillo imperturbable, quietecito que roba su atención hasta suspiraba y contenía su aliento para respetar su silencio y el del maletincillo.

Cierta noche soñó con el maletincillo abierto, feliz liberado y ella feliz de tanta suerte que no podía creerlo.

Sin duda que no era todavía el momento de abrirlo porque a mitad del sueño con una tormenta eléctrica que iluminaba toda la pieza donde dormía junto a su madre que se había levantado para verificar si no pasaba nada en la casa. Entonces la mama al verla despierta y preocupada la invito a rezar para que Diosito las ayudara en aquel temporal. Y se vinieron rayos y centellas porque había un pararrayos y según los vecinos el aparato atraía los rayos. Justo con un rayo se lo oyó que vibro en todo el barrio, luego la lluvia se persono con muchísima intensidad y una gotera se presento desde el techo entonces ayudo a su madre a colocar un recipiente para que el agua no perjudicara la colcha de retazos de la cama que aun raída pero servía para cubrirse, por los mosquitos molestos. Por fin consiguió conciliar el sueño y bien acurrucadita al lado de su mama.

Un domingo que el calor permitía salir, su mama y ella se fueron muy tempranito a visitar a una tía y a sus primas. Fue cuando tuvo la idea de contar del maletincillo una de sus primas que era la mayor y quizás supiera del objeto de sus pérdidas de sueño. Su prima Marieta le prometió que en aquellos días iría a visitarlas y tendría un plan…

Seguramente Marieta se vendría con el plan para ayudar a Rosita que estaba ansiosa…

Pasaron… muchos días… tantos para Rosita que seguía pendiente con la apertura del maletincillo.
El día de la visita llego y Marieta se venía con el plan cuando pudo se tomaron un aparte y hasta le muestra el objeto preciado. Marieta como era la prima mayor entendía muchas coas más que Rosita.
Marieta se animo a cogerlo y se acordó de un comentario de su tía –la mama de Rosita- que le había dicho de la existencia de este maletincillo y que portaba documentos familiares muy antiguos.
Su mayoría le ameritaba confianza y responsabilidad… Necesitaría tanto para poner en práctica su plan. Su astucia también contaba. Primero armo un juego con las otras primas, hermanas de Marieta, que no entendían mucho el plan. Pero Marieta las había advertida a sus hermanas a colaborar sin mucho alarde.

Entonces se quedaron Rosita y Marieta cerca del ropero… Las primas hacían la guardia alertar la presencia de mama de Rosita o de alguna otra persona.

Eah! Vamos a la acción, asevero Marieta. Esta se dirige a la puerta, la abre lo mas silenciosa posible. Con el maletincillo en manos, lo mira y fija su atención en como abrirlo…

También compartía el nerviosismo de Rosita y su prima Marieta, empezó a toquetear los botones, los manipula con cuidado para no estropear el plan. Lo fundamental con la barrita del medio que tenía un dispositivo que había que moverlo para destrabarlo.
Bueno, falta poquito, poquito, parecía una eternidad aquel momento. Zas! Se abrieron todas las trabas.

Que emoción Rosita, su corazoncito le sonaba muy fuerte….

La necesidad de abrirlo ya era una realidad.

De pronto una de las primas ve que se aproxima la tía y ahí alerta a Marieta que trata de cerrar el maletín y devolverlo al ropero con la frustración que sentía Rosita.
Ufa, otro día será se dijo para si, Rosita y vuelve a sus actividades recreativas, feliz y preocupada porque aun no pudo saber del contenido. Pero presiente ya está más cerca de saber del contenido misterioso.

Pasaron aquellos días de preocupación y de soñar por descubrir aquel contenido.
Un día su mama necesito salir a visitar a un pariente enfermo y Rosita quedo sola… seria el momento… en algún momento será.

Otra vez los nervios, la ansiedad, el deseo de estar sola, solita y sola para tener el valor de abrir el maletincillo.

Esta niña mira buscando el cielo y pide a su Diosito que la ayude y así será, falta poquito…
Como está sola se viste de coraje y allí está junto a la puerta del ropero que también está impaciente…

Sus manos temblorosas cogen el maletincillo y siente mucha curiosidad que la acompaña desde la primera vez que lo vio y siente la necesidad de descubrir lo que había allí.

Y estaba allí con el maletincillo en manos, sola y Dios en ese momento hizo lo que Marieta, abrirlo con cuidado, precaviéndose de su soledad.

Al fin… lo abrió y sus ojillos eran un dos de oro. No sabía si reír, si llorar, no sabe porque sentida todo lo que sentía.

Empezó a disponer todo lo que había allí en el suelo, cerquita de ella. Vaya sorpresa! Monedas antiguas brasileñas porque sus padres eran brasileños de nacimiento y estas pertenencias eran más del lado paterno. Algunos objetos eran impactantes porque estaban relucientes como quizás cuando lo adquirieron, eran reliquias familiares del 1900. También eran valiosas al menos a los ojos de eta niña de tan vasto conocimiento, a su entender claro.

Fue tomando cada documento de inmuebles pertenecientes a la familia, algunos eran difíciles de comprender porque estaban escritos en portugués cerrado. Unas fotos de sus abuelos paternos, algunos familiares maternos. Seguía encontrando documentos, de pronto su corazón golpeaba y golpeaba fuerte. Era un documento escrito en español.

Lo leyó, releyó, no entendía aquella otra niña que tenía su misma edad y que había sido dejada en una institución de menores en adopción. Constaba el nombre de la madre de la niña y de sus abuelos maternos…

Aun le llevaría un tiempo para encontrar su verdad y tener que madurar a una velocidad que aun se entorpecía pero era difícil de entender….







ROSEMARIE PARRA
URUGUAY















Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Savoia Liliana
MODERADORA
MODERADORA
avatar

Mensajes : 152
Fecha de inscripción : 31/07/2015

MensajeTema: Re: EL MALETINCILLO   Jue Ago 06, 2015 5:17 am

Bello yconmovedor, Rosemarie, me encantó. Sería interesante, si se puede, colocarlo en el foro de narrativa infanti, me gustaría que estuviera allí porque el mensaje para los niños es muy positivo, Entra dentro de la literatura infanto-juvenil
Te admiro
Bendiciones
Lily Savoia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ROSEMARIE PARRA
MODERADORA
MODERADORA
avatar

León Serpiente
Mensajes : 392
Fecha de inscripción : 31/07/2015
Edad : 52
Localización : RIVERA, URUGUAY

MensajeTema: Re: EL MALETINCILLO   Jue Ago 06, 2015 7:12 am

TIENES RAZON LILY PORQUE ES MI HISTORIA DE VIDA DE NIÑA, TQMMMM
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL MALETINCILLO   

Volver arriba Ir abajo
 
EL MALETINCILLO
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS SIN FRONTERAS :: NARRATIVA :: CUENTOS-
Cambiar a: